11 atracciones en Berlín que debes conocer - Egali México
Paseos
Alemania

11 atracciones en Berlín que debes conocer

Actualizado en 08 de agosto de 2019

Berlín es palco de grandes acontecimientos históricos del mundo. Por eso es llena de atracciones impresionantes y muchos no saben de su existencia o, si nunca has pensado en conocer la capital alemana, ¡tal vez esta publi te convenza! ¿Listos? Vamos a ver las 11 atracciones en Berlín que debes conocer.

 

11 atracciones en Berlín que debes conocer

 

 

1. Puerta de Brandeburgo

La Puerta de Brandeburgo (en alemán, Brandenburger Tor), es una de las atracciones más conocidas de Alemania. Fue inaugurada en 1791 con obra del arquitecto Carl Gotthard Langhans y servía como puerta de entrada a la ciudad. Es también uno de los monumentos históricos del siglo XX y, hasta 1918 solamente miembros de familia real tenían permiso de usar el paso central de la puerta.

¡No hay mucha cosa para hacer en la Puerta de Branderburgo pero es un buen lugar para tomar fotos! Como está ubicado en el centro de la ciudad, puedes aprovechar y visitar otros puntos turísticos cercanos, como la Potsdamer Platz, Catedral de Berlín y el Berliner Fernsehturm.

 

Ubicación: Pariser Platz.

Cómo llegar: Metro – Brandenburger Tor, línea U55 y Tren – Brandenburger Tor, líneas S1, S2 y S25.

 

2. Catedral de Berlín

Esta es una atracción que te aseguro que te va encantar! La Catedral de Berlín (en alemán, Berliner Dom) es la mayor iglesia protestante de Alemania y uno de los puntos turísticos más bonitos de la capital. Fue construida entre 1895 y 1905 con estilo arquitectónico neoclásico, a la base del río Spree, en la Isla de los Museos.

No puedes dejar de entrar y deslumbrar la belleza de la decoración, con muchas obras y dibujos que muestran la historia del protestantismo y figuras importantes de la religión. En su interior también se encuentra el mayor órgano del país y la cripta de la familia Hohenzollern, con más de 90 tumbas y sarcófagos, incluyendo la del rey Friedrich I e de la reina Sofía Carlota.

Si estás dispuesto a subir 250 escalones, puedes visitar la cúpula y contemplar la hermosa vista del centro de la ciudad. Su portada está al frente del jardín Lustgarten un espacio rodeado por árboles que los berlineses tienen la costumbre de relajar y aprovechar los días con sol. Hay recitales gratuitos de órgano cada día a las 15:00 horas.

 

Ubicación: Lustgarten 1 – Mitte, 10178 Berlín

Cómo llegar: Tren: Hackescher Markt, líneas S5, S7, S9 y S75.

Horarios: lunes a sábados de 9:00 a 19:00, domingos de 12:00 a 19:00

Precios: 7€ para adultos y 5€ para estudiantes.

 

3. Checkpoint Charlie

El Checkpoint Charlie fue un punto de paso muy utilizado en la Guerra Fría. Era ahí donde podrías conseguir un permiso para cruzar la ciudad dividida por la guerra, desde Berlín Este a Berlín Oeste. Fue construido junto con el Muro de Berlín y es el único que permanece intacto hasta los días de hoy.

Debes estar preguntando por qué el nombre Charlie. La explicación es más simple que parece. Como eran 3 puestos, Charlie era el checkpoint “C”, como en el alfabeto siendo el primero Checkpoint Alpha y el segundo el Checkpoint Bravo.

Desde 2001 está instaurada una réplica del cartel que existía en la Guerra Fría que decía: “Estás abandonando el sector americano”. El Checkpoint Charlie es un buen lugar para aprender más sobre la historia mundial y, al costado hay el Museo del Muro de Checkpoint Charlie dónde puedes aprender más sobre los acontecimientos de ese periodo tan conturbado.

 

Ubicación: Friedrichstraße, 44.

Cómo llegar: Metro – Kochstraße, línea U6.

 

4. Muro de Berlín

El Muro de Berlín tal vez sea uno de las atracciones más conocidas de Alemania y del mundo porque fue responsable por la separación de Berlín en dos partes por 28 años y separó muchos amigos y familias del día para la noche.

Al final de la II Guerra Mundial, Berlín fue dividida en 4 zonas: francesa, inglesa, estadounidense y soviética. Con el avanzo de la Guerra Fría, la disputa entre los Estados Unidos y la Unión Soviética surgió la idea de separa la capital en dos sectores: República Federal Alemana (RFA), parte occidental y República Democrática Alemana (RDA), la parte oriental.

Así, cuando el lado oriental percibió la salida de varios habitantes para el lado capitalista, en la noche del 12 de agosto de 1961 comenzó la construcción del muro de 4 metros de altura. Durante los años que estuvo en pie, muchas personas intentaron cruzar el muro, pero no lo consiguieron.

El 9 de noviembre de 1989 el gobierno de la República Democrática Alemana liberó el paso para el otro lado y así el muro no tenía más significado. Muchos alemanes comenzaron a romper el cemento y a destruirlo (las imágenes de ese momento son emocionantes y puedes verlas por aquí.)

Aún sobraron restos del muro como elemento simbólico de todo ese periodo tan emblemático para el país y el mundo. La parte más conocida e importante está ubicada en lo que se llama de East Side Gallery, el mayor tramo conservado, con 1,3 kilómetros de extensión y el muro está decorado con los más increíbles dibujos y manifestaciones artísticas.

 

Ubicación: Mühlenstraße.

Cómo llegar: Metro: Warschauer Straße, línea U1 y Tren: Ostbahnhof, líneas S3, S5, S7, S9 y S75.

 

5. Monumento al Holocausto

Así como el Muro de Berlín, el Monumento al Holocausto (en alemán, Holocaust Mahnmal) es una de las atracciones más ricas de historia. Fue construido en la memoria de los judíos muertos en el Holocausto durante la Segunda Guerra Mundial. El monumento es formado por 2.711 bloques de hormigón de diferentes alturas y permite que los visitantes elijan el camino de entrada y salida.

En el subterráneo se encuentra un centro de informaciones donde podrás aprender más sobre la historia del holocausto, persecución y el exterminio de los judíos y en la siguiente parte de la exposición puedes leer testimonios de sobrevivientes.

En otra sala son expuestos nombres, edades de las víctimas y el año de sus muertes. Es, tal vez, uno de los lugares más impactantes del monumento porque, si demoraría 6 años para terminar de leer todos los nombres. La entrada es gratuita para todos.

 

Ubicación: Cora-Berliner-Straße, 1.

Horario: Monumento: todos los días, 24 horas.

Centro de información: Desde abril hasta septiembre, de martes a domingo: de 10:00 a 20:00 horas. Desde octubre hasta marzo: de 10:00 a 19:00 horas.

Cómo llegar: Metro: Potsdamer Platz y Mohrenstrasse, línea U2.

Tren: Unter den linden y Potsdamer Platz, líneas S1, S2 y S26.

Autobús: líneas 100, 123, 148, 200, M41 y TXL.

 

6. Torre de Televisión de Berlín (Fernsehturm)

El edificio más alto de Alemania, con 368 metros de altura, es una óptima opción para quien quiere tener una vista panorámica de Berlín. Fue erigida en 1969 como un semblante del poder soviético sobre el estadunidense.

Dentro del edificio, en la plataforma hay un restaurante giratorio, donde puedes aprovechar la vista de la ciudad con lo mejor de la culinaria alemana. 

 

Ubicación: Alexanderplatz.

Horario: Desde marzo hasta octubre: todos los días de 9:00 a 00:00 horas. Desde noviembre hasta febrero: todos los días de 10:00 a 00:00 horas.

Precio: Adultos: 15,50€, niños menores de 16 años: 9,50€, menores de 3 años: entrada gratuita.

Cómo llegar: Metro: Alexanderplatz, líneas U2, U5 y U8.

Tren: Alexanderplatz, líneas S5, S7, S9 y S75.

Autobús: Alexanderplatz, líneas TXL, M48, 100, 200 y 248.

Tranvía: M4, M5 y M6.

 

7. Palacio de Reichstag

El Palacio de Reichstag, también conocido como Reichstag, es un edificio histórico que actualmente es la sede del parlamento. Fue construido en 1894 y tuvo que ser restaurado porque sufrió daños durante la II Guerra Mundial.

Durante la visita te entregarán un audio guía que estará disponible para todo el recurrido. El primer paso es subir por el ascensor hacia la cúpula de cristal. Adentro también puedes ver fotografías antiguas de la historia del Parlamento. Su inmensidad impresiona a los turistas con su estilo neo-renacentista.

 

Ubicación: Platz der Republik, 1.

Horario: Todos los días de 8:00 a 24:00 horas. (Última entrada a las 22:00 horas.)

Precio: Entrada grátis.

Cómo llegar: Metro: Bundestag, línea U55 y Autobús: línea 100.

 

8. Isla de los Museos

La Isla de los Museos (en alemán, Museumsinsel) es un conjunto de museos de la región central de Berlín. El río Speer pasa por el conjunto que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Así como casi todos los edificios y monumentos alemanes, los museos fueron dañificados en la II Guerra Mundial y tuvieron que ser restaurados. En total son 5 museos con colecciones impresionantes de arte y arqueológicas.

 

• Museo de Pérgamo

Es el más visitado de la capital. Fue inaugurado en 1930 y abriga una colección de antigüedades, además del Museo de Oriente y el Museo de Arte Islámico. Su atraccion más increíble es el Altar de Pérgamo. Los precios son de 12€ para adultos y 6€ para estudiantes.

• Museo Nuevo

El Museo Nuevo tiene una de las estructuras más bonitas de todos los 5 museos. Tiene una colección del Egipto Antiguo y de papiros, así como y la prehistoria y la historia antigua. Los precios también son de 12€ para adultos y 6€ para estudiantes.

• Antigua Galería Nacional

Esta galería tiene el estilo arquitectónico neoclásico y fue inaugurada en 1876. En su colección puedes apreciar obras del artista Adolph Menzel y pinturas realistas del siglo XX. Esta es una excelente opción para los amantes del arte. Los precios son de 10€ para adultos y 5€ para estudiantes.

• Museo Bode

El Museo Bode es reconocido por sus esculturas y la colección de arte bizantino. También tiene una colección de medallas y monedas que cuentan la historia de la humanidad con el objeto, desde la antigüedad hasta la creación del euro. Los precios también son de 10€ para adultos y 5€ para estudiantes.

• Museo Antiguo

El Museo Antiguo ya te atrae por la escultura que está en su frente. Entre sus exposiciones muestra la cultura antigua y las excavaciones arqueológicas, así como la Grecia Antigua, principal abordaje del museo. Los precios son de 10€ para adultos y 5€ para estudiantes.

 

Ubicación: Bodestraße, 1-3.

Horarios: De martes a domingo: de 10:00 a 18:00 horas. (jueves hasta las 20:00 horas). Lunes cerrado.

Cómo llegar: Metro: Friedrichstraße, línea U6.

Tren: Friedrichstraße, líneas S1, S2, S5, S7, S9, S25 y S75.

Autobús: Straatsoper, línea TXL; Lustgarten, líneas 100 y 200; Friedrichstrasse, línea 147.

 

9. Palacio Charlottenburg

Construido entre 1695 y 1699, el Palacio Charlottenburg es uno de los puntos turísticos más bonitos de Berlín. Aún preserva su aire romántico y de una época que los reinados eran comunes. Fue hogar del rey de Prusia, Federico y de la reina Sofía Carlota, que no tuvo el placer de ver la construcción terminar de ser remodelada por eso, el palacio fue renombrado en su homenaje.

Con el auxilio de un audio guía, puedes descubrir todo sobre la historia de cada habitación del palacio, pero, uno de los mayores atractivos son sus exteriores. El palacio tiene extensos jardines muy bien cuidados y puedes pasar un tiempo descansando y apreciando la naturaleza.

 

Ubicación: Spandauer Damm, 20-24.

Horario: Desde abril hasta octubre: de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas. Desde noviembre hasta marzo: de martes a domingo de 10:00 a 17:00 horas. Lunes: Cerrado.

Precio: Palacio viejo (adultos: 10€, estudiantes: 7€), Sala nueva (adultos: 10€, estudiantes: 7€), Belvedere (adultos: 4€, estudiantes: 3€), Todo incluido (adultos: 17€, estudiantes: 13€).

Cómo llegar: Metro: Richard-Wagner-Platz, línea U7.

 

10. Alexanderplatz

La Alexanderplatz es considerada el punto central de Berlín. Es la plaza más conocida y amada por los berlineses por eso la llaman de Alex, su apodo cariñoso. Hoy es uno de los principales puntos de transporte público y es donde se encuentra la Torre de Televisión (Fernsehturm).

Ahí puedes apreciar el reloj mundial, Urania-Weltzeituhr, que señala la hora de todas las ciudades del mundo, La Fuente de Neptuno y la Fuente de la Amistad Internacional, construida de 1970.

¡Ojo! Cuidado al cruzar las calles, porque por ahí pasan tranvías y muchas personas se distraen y no lo notan.

 

Ubicación: Al oeste de Berlín

Cómo llegar: Metro: Alexanderplatz, líneas U2, U5 y U8.

Tren: Alexanderplatz, líneas S5, S7, S9 y S75.

Autobús: Alexanderplatz, líneas TXL, M48, 100, 200 y 248.

Tranvía: M4, M5 y M6.

 

11. Potsdamer Platz

Esta atracción es más recomendada para las personas que buscan algo moderno. El Postdamer Platz es considerado el antiguo corazón de Berlín. Es un punto comercial y cultural muy importante de la ciudad, pero fue muy bombardeada durante la II Guerra Mundial y por eso fue remodelada. El único edificio que aguantó los impactos fue el Haus Huth y también se conservan algunos pedazos del Muro de Berlín, que dividió la plaza durante la Guerra Fría.

Uno de los bloques que más llama la atención es el Sony Center, con su enorme cúpula de cristal y acero e iluminada con luces de colores. En sus terrazas puedes almorzar y cenar en los varios restaurantes que están ahí. Para los amantes de la séptima arte, es ahí que ocurre el Festival de Cine de Berlín o Berlinale.

 

Horario: Panorama Punkt – Todos los días de 10:00 a 20:00 horas (en invierno hasta las 18:00).

Precio: Adultos: 7,50€, estudiantes: 6€, menores de 6 años: entrada gratuita.

Cómo llegar: Tren: Potsdamer Platz, líneas S1, S2 y S25 y Metro: Potsdamer Platz, línea U2.‎

 

¡Estos fueron las 11 atracciones de Berlín que no te puedes perder! Todos valen mucho la pena conocer y, en un viaje de estudios tendrás tiempo para averiguar cada uno de ellos. Si deseas hablar con uno de nuestros asesores, contáctanos por aquí.

  • Camila Medroa
    Por Camila Medroa